Opinión sobre Ashley Madison: encuentros para casados infieles

ashley-madisonEl mítico portal de encuentros entre casados Ashley Madison hace poco más o menos 3 años que esta presente en España tras convertirse en uno de los proveedores de relaciones extra-matrimoniales por excelencia en países como Canadá o Estados Unidos.

Uno de los portales de encuentros más controvertidos, criticados y usados a nivel nacional, Ashley Madison se ha plantado en nuestro país con la firme convicción de convertirse en el portal más importante para infieles que desean mantener encuentros con otras mujeres y hombres, aunque otros como Fuego de Vida no van hacer otra cosa que ponérselo cada vez más y más complicado; ya estén estos solteros o dentro de una relación, pero con la premisa única y compartida de no tener de entrada ningún tipo de compromiso en mente una vez establecido el encuentro.

Ni que decir que si estamos interesados en encontrar a nuestro nuevo amor en línea o a nuestra media naranja, quizás esta página no se ajuste precisamente a nuestras expectativas. Aclarado esto, veamos al detalle algunos de los aspectos de esta red de contactos.

ashley_madison_anuncios_16115_11Revuelo mediático como estrategia de marketing

En nuestro país Ashley Madison entre fuerte, realmente muy fuerte, efectuando numerosas campañas publicitarías empleando fotografías de personalidades publicas en sus carteles publicitarios, un hecho que además de hacerles ganar unas cuantas denuncias por parte de los damnificados hizo que este portal captará la atención de interesados en mantener una aventura, curiosos y sobretodo consiguiendo una buena dosis de publicidad gratuita en los medios de comunicación al hacerse eco de carteles como el siguiente:

Una vez captada la atención de los usuarios potenciales de esta red de encuentros para mujeres y hombres casados, las tácticas empleadas por los responsables de Ahsley Madison se plasmaron en Internet por medio de la contratación de espacios publicitarios en algunos de los portales de más visitados de España y por último continuando con su modelo de afiliación que tan bien les ha funcionado en otros países.

¿Por qué es tan criticada? Por su modelo de conversión

ashley-madisonAl igual que otros portales de citas o encuentros casuales que hemos podido llegar a ver y analizar en el pasado, como puede ser el caso de C-Date; el modelo de conversión – el fin de este tipo de páginas es inicialmente que los hombres se registren y posteriormente que paguen una cuenta de pago para acceder a más funciones – de usuarios y los mecanismos para que los nuevos registrados confirmen su suscripción premium, sea cual sea la modalidad temporal escogida; es prácticamente la misma en todos los portales de dating para encuentros casuales y esporádicos.

Los usuarios por norma general durante la primera semana pueden aparecer destacados en los resultados de búsqueda independientemente de que los mismos tengan o no una fotografía personal publicada en sus perfiles, un hecho que puede hacer llamar la atención en mayor o menor medida a un gran número de mujeres interesadas en tener una aventura, las cuales aprovechan para remitir mensajes a estos nuevos usuarios que se ven incapaces de dar respuesta al ser opciones exclusivas para los usuarios de pago.

Algunos piensan que un gran porcentaje de estos mensajes recibidos son completamente automáticos y generados directamente por el portal con el fin de formar la conversión de la venta y otros tantos han podido llegar a comentar en foros especializados que si bien algunos de los mismos no contestaron posteriormente sus respuestas otros por contra sí y se materializaron en encuentros en la vida real.

Paciencia, tiempo y perfiles completados con detalle

Para tener algún tipo de éxito en Ashley Madison o en cualquier otra página de contactos, ya sea orientada esta para encuentros ocasionales o estables; es imprescindible presentarnos como es debido, completar nuestro perfil lo máximo posible y por supuesto, subir una fotografía personal ya que esta será principalmente nuestra carta de presentación. Cualquier intento de contacto sin completar nuestro perfil personal como es debido, simplemente será ignorado por el 99.99% de las mujeres registradas en esta página.

Obviamente si nuestra situación sentimental se aleja mucho de la soltería, podemos estar tan interesados en publicar una fotografía personal  como en intentar parar un ventilador en marcha con la lengua, o sea poco o nada la verdad, pero este tipo de redes de encuentros para adultos nos permite publicar fotografías privadas y protegidas con contraseña, algo que nos permitirá primero confirmar a las interesadas que compartimos material fotografíco y segundo que por motivos obvios de seguridad y confidencialidad no compartiremos estas fotografías salvo con las personas con las que estemos realmente interesadas en mantener un contacto.

Aunque pueda parecer un poco rebuscado, la realidad es esa. Tanto mujeres como hombres registrados en páginas como la de Ashley Madison esperan encontrar por encima de todo discreción, algo que al publicar nuestras fotografías privadas confirmamos de forma explicita.

Bueno, pero… ¿funciona o no funciona?

Ashley Madison funciona tan bien como queramos nosotros que funcione. Si no vamos a tener en ningún momento la intención de abonar las cuotas mensuales para tener una cuenta de usuarios de pago y poder enviar mensajes, vamos a salir muy escarmentados de esta página ya que no estableceremos ningún contacto con ninguna de las mujeres registradas en nuestra zona.

Si por contra si tenemos una clara intención de probar sus servicios, deberemos de ser pacientes y como suele pasar en este tipo de páginas; entender que tanto las mujeres como los hombres que se esconden tras los perfiles publicados desean de entrada romper el hielo, ganarse nuestra confianza y por supuesto ver si hay fealing entre ambos, por lo que mensajes burdos y plagados de sugerentes acciones obscenas quizás no sean tan efectivos como pueden llegar a pensar muchos hombres sino más bien todo lo contrario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *